Inicio » Ciencia » Sabías que… Cuando la piel se vuelve más suave

in ,

Sabías que… Cuando la piel se vuelve más suave

Cuando la piel se vuelve más suave, la cara se ve más bonita, incluso si no es detectable

Cuando la piel se vuelve más suave, la cara se ve más bonita, incluso si no es detectable

Dos estudios experimentales de estudiantes universitarios en China encontraron que si la piel de la cara se hace más homogénea (es decir, más suave), los estudiantes perciben la cara más bonita, incluso sin notar que la cara ha cambiado. Los estudiantes que participaron en los estudios juzgaron las imágenes de caras con una mayor homogeneidad de la piel como más bonitas que antes sin ser conscientes de que la cara había cambiado físicamente. El estudio fue publicado en Frontiers in Psychology.

El atractivo de la cara es muy importante en la vida social. Las investigaciones han demostrado que las personas tienden a ver a las personas atractivas como poseedoras de muchos rasgos positivos. Las personas tienden a ser más tolerantes con los comportamientos poco éticos de las personas atractivas. Las personas atractivas tienden a verse favorecidas en los procesos de admisión a la universidad, obtienen más beneficios adicionales en el trabajo, tienen una mayor probabilidad de promoción y éxito profesional. Este efecto se conoce como el efecto “lo que es bueno es hermoso”.

Uno de los rasgos más deseables de un rostro atractivo en las mujeres es una piel facial perfecta. Una multitud de estudios han demostrado que la textura de la piel del rostro femenino y la homogeneidad del color son propiedades clave en las que los participantes masculinos del estudio basaron sus calificaciones de atractivo.

“Los rostros con piel radiante y suave pueden mejorar las percepciones de salud y atractivo y transmitir varias impresiones positivas a los observadores, mientras que los rostros con imperfecciones en la piel transmiten la impresión de insalubridad e incompetencia”, explicaron los autores del estudio.

También se encontraron resultados similares en los hombres. Las evaluadoras femeninas percibieron los rostros masculinos con un color de piel más homogéneo como más atractivos. Cuando se eliminaron las arrugas y otras irregularidades de los rostros de hombres de 40 a 70 años mediante la edición de imágenes en un estudio de investigación, dichos rostros se percibieron como más jóvenes, saludables y atractivos que sus versiones originales.

Con el objetivo de explorar si las personas pueden notar cuando cambia la homogeneidad de la piel de una cara y si la percepción del atractivo de la cara cambiará después de esta intervención, el autor del estudio, Yu-Hao P. Sun y sus colegas realizaron dos experimentos.

En el primer experimento, se pidió a 36 estudiantes universitarios que compararan imágenes de caras y respondieran si las caras que se mostraban eran iguales o diferentes. Los pares de caras mostrados consistían en una foto de una cara emparejada con una imagen de la misma cara que se cambió hasta cierto punto usando un software especial que hizo que la piel de la cara en la imagen fuera más suave.

Los investigadores utilizaron 14 fotografías diferentes de rostros de hombres y mujeres jóvenes chinos (17-18 años de edad, 7 hombres y 7 mujeres) y cada una fue modificada usando BeautyCam, v.10.0.70, al 0%, 30%, 45% y 100% embellecimiento.

En el estudio 2, hubo 3 grupos de participantes y se mostraron las mismas imágenes y sus versiones embellecidas. Al primer grupo se le pidió que eligiera si la cara original o la cara de la imagen embellecida hasta cierto punto es más atractiva. El segundo grupo juzgó si la imagen original y la cara embellecida son iguales o diferentes. Al tercer grupo se le pidió que calificara el atractivo de cada uno de los rostros mostrados. Cada grupo completó dos bloques de rostros masculinos y femeninos en un orden aleatorio y cada rostro embellecido se presentó dos veces.

Los resultados del primer experimento mostraron que cuanto más se embellecía la piel de la cara en la imagen, mejor diferenciaban los participantes la versión original de la versión embellecida de una cara. Cuando a los participantes se les presentaron dos imágenes idénticas de una cara, las juzgaron diferentes en el 20,54% de los casos. El porcentaje sube al 35,42% cuando se embellece uno de los rostros al 30%, al 49,50% al embellecer al 45% y al 68,25% cuando se embellece al 100% uno de los rostros.

Los investigadores consideraron que la respuesta “diferente” en menos del 50 % de los casos indica que los participantes no pueden distinguir con seguridad la diferencia entre rostros, y concluyeron que los participantes diferenciaron con confianza el original solo del rostro embellecido al 100 %.

El análisis de los resultados de las pruebas en el segundo experimento mostró que cuanto más homogénea era la piel del rostro, más atractivo se percibía el rostro. La frecuencia con la que un rostro embellecido se consideraba más atractivo seguía una curva logarítmica: el 30 % de los rostros embellecidos se consideraban más atractivos en alrededor del 75 % de los casos, pero el 45 % y el 100 % de los rostros embellecidos se consideraban más atractivos solo un poco más a menudo que el 30% del rostro embellecido (alrededor del 80% y alrededor del 90%).

Cuando se pidió a los participantes que calificaran directamente el atractivo de diferentes rostros, calificaron los rostros más embellecidos como más atractivos, pero esta tendencia fue relativamente débil.

Finalmente, la prueba diferente-igual en el segundo experimento arrojó los mismos resultados que en el primer experimento: cuanto más embellecido estaba el rostro, más probable era que se viera diferente. Juzgar los rostros que se muestran como diferentes sucedió un poco más a menudo cuando se mostraron rostros femeninos. En general, el embellecimiento de la piel del rostro parecía ser más efectivo para las mujeres.

“Nuestros hallazgos mostraron que el juicio de las personas sobre el cambio físico facial y el cambio de atractivo era diferente con la manipulación de la homogeneidad de la piel facial.  Los juicios de las personas sobre los cambios en las caras y los cambios en el atractivo de las caras involucran dos procesos psicológicos diferentes, aunque ambos cambios son el resultado de la manipulación de la homogeneidad de la piel de la cara”, concluyeron los investigadores.

El documento arroja luz sobre la relación entre la percepción de la belleza y las propiedades de la piel. Sin embargo, también tiene limitaciones que deben tenerse en cuenta. En particular, todos los participantes del estudio eran estudiantes y las evaluaciones de atractivo se basaron en imágenes estáticas de rostros de jóvenes. Es posible que los resultados de los estudios en personas de diferentes edades que evalúan el atractivo de las personas que ven en persona y de diferentes edades no sean los mismos. Además, tanto las personas cuyos rostros aparecían en las imágenes como los participantes eran chinos y los estudios sobre personas de otras culturas podrían no producir los mismos resultados.

Fuente: The study, “Your face looks the same as before, only prettier: The facial skin homogeneity effects on face change detection and facial attractiveness perception”, was authored by Yu-Hao P. Sun, Xiaohui Zhang, Ningyan Lu, Jing Li, and Zhe Wang.

What do you think?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

GIPHY App Key not set. Please check settings